Mapa conceptual ¿Qué es y cómo hacerlo correctamente?

Antes de nada tenemos que empezar explicando qué es un mapa conceptual, y no es otra cosa que una forma de expresar gráficamente un tema en concreto que queramos desarrollar con un esquema en el que dejemos bien dividos los temas que lo componen. Para ordenar estos conceptos y hacerlos fácilmente digeribles se usan formas geométricas que se ordenan con una jerarquía conectando unas con otras a través de lineas y usando palabras clave para evocar esos conocimientos que ya hemos adquirido previamente.

Al final, el sentido que tiene utilizar un mapa conceptual es comprender ideas y poder organizarlas mejor.

¿Qué características tiene un mapa conceptual?

Los mapas conceptuales tienen unas características comunes que vamos a desarrollar para que puedas comprender exactamente de que estamos hablando:

  • Jerarquización: Esto es un punto muy importante que ya hemos hablado en la introducción un poco más arriba y es de hecho, lo que le da esa estructura de árbol tan fácil de comprender, ya que los contenidos se ordenan de forma jerárquica, de tal modo que las ideas principales se colocan en la parte superior del esquema y a partir de ahí se van desarrollando los conceptos hasta llegar al punto más insignificante de la idea.
  • Responden a una pregunta: Los mapas conceptuales pueden tener tanto contenidos generales como específicos, pero a pesar de eso, el hecho de realizar este mapa y de estudiarlo debe permitir a la persona que lo haga resolver una pregunta.
  • Debe ser simple: El objetivo es que entendamos la información sin muchas florituras, por lo que debe ser lo más simple posible.
  • Usar proposiciones: Estas proposiciones se forman por la unión de conceptos con palabras y lineas que los conecten entre si.
  • Enlaces cruzados: Hay veces que tenemos la necesidad de relacionar conceptos que se encuentran en distintas partes del mapa y todo eso puede dar lugar por ejemplo a una idea o conclusión nuevas, por eso se usan enlaces cruzados.
  • Debe ser fácil de ver: Si conseguimos que el mapa conceptual esté bien estructurado vamos a provocar una sensación agradable de orden en las personas que lo vean y lo que entra bien por los ojos, es fácil de digerir.

Además según los primeros estudiosos y creadores del mapa conceptual, el mismo tiene que tener unos elementos clave:

  • Conceptos: Estamos hablando de lo que también recibe el nombre de nodos y que son esas figuras geométricas que contienen un texto con una idea principal. Cada uno de estos nodos tiene que representar una idea que tenga sentido para el concepto de una jerarquía superior al mismo.
  • Palabras de enlace: Estas palabras suelen ser de manera habitual verbos y se usan para dejar clara la relación existente entre varios conceptos. Un ejemplo de estas palabras enlace pueden ser “Depende de”, “Contribuyen a”, “Es parte de”…
  • Proposiciones: Se forman cuando se juntan uno o más conceptos entre si con una palabra de enlace. Cuando hacemos esto deben crearse oraciones que tengan un sentido propio sin necesidad de usar proposiciones para que signifiquen algo.
  • Lineas conectoras: Se usan para unir conceptos y que se entienda mejor su significado y conexión.

¿Cómo hacer un mapa conceptual?

Ahora que ya sabemos bien lo que es un mapa conceptual y que podemos hacernos una idea general de las cosas que más se suelen utilizar a la hora de elaborar uno, vamos a ver algunos consejos que seguro que pueden serte útiles para crear tu mapa conceptual.

  1. Lo primero de todo es que tienes que tener claro el tema que quieres tratar y la pregunta de enfoque que vas a responder con el mapa. Si por ejemplo quisiéramos usar el tema de “Perros”, podríamos usar como pregunta de enfoque “¿Qué raza de perro es mejor para compañía domestica”. Si usáramos este ejemplo el mapa conceptual tendría que tener como objetivos detallar las razones por las que una raza de perro y no otra es mejor para estar en cada.
  2. Ahora tienes que encontrar toda la información posible sobre el tema y extraer las ideas principales del mismo.
  3. Tendrás que identificar conceptos de este tema que creas que son los más importantes para conseguir explicar la idea y resumirlos en una idea principal o palabras clave.
  4. Ahora tendrás que meter un titulo en una forma geométrica en la parte superior para comenzar con el mapa conceptual.
  5. Posteriormente puedes conectar este titulo con el concepto principal a través de una linea y una palabra de enlace si fuera necesario para formar una proposición y entender así que relación existe entre ellas.
  6. Empieza exponiendo los puntos más importantes del tema en la parte de arriba de la hoja y los menos importantes en la parte inferior para poder organizarte correctamente.
  7. Cuando lo tengas todo terminado míralo bien, repasalo y haz las correcciones que sean necesarias.

Si necesitas hacer un mapa conceptual, puedes utilizar nuestro software gratuito Cmaptools, que te va a ayudar a estructurarlo todo de una forma sencilla, usando tu ordenador y con un diseño espectacular sin tener que poseer conocimientos previos en el uso del programa.